Somos Mariú y Marta, una madre y una hija emprendedoras que fundaron la marca Diabla en 2014.

Nos encanta todo lo relacionado con la moda y la imagen personal y, en particular, los accesorios. Pensamos que son la salsa de cualquier estilismo y por eso creamos nuestra propia firma, Diabla.

Desde el principio hemos seleccionado cada artículo de nuestra colección prestando mucha atención a la calidad y al diseño, pensando siempre en ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes.

Con la nueva colección 2017/2018 hemos querido darle un giro a la marca, proponiendo una selección de joyas con un diseño original, rebelde y elegante. Nuestras joyas son perfectas para todas las mujeres jóvenes de edad o de espíritu que busquen una imagen muy femenina, sofisticada y con un puntito de rebeldía.

Lo más estimulante de nuestra nueva etapa ha sido apostar por nuevos diseños, más arriesgados, pero manteniendo la esencia de la marca, con el deseo de que sean referente de estilo para nuestros clientes.

Siguiendo las últimas tendencias, mantenemos nuestro sello minimalista, pero hemos añadido algunas piezas con más volumen sin dejar de ser fieles al espíritu de la firma Diabla.

Nuestro objetivo es que cada mujer se sienta única y encuentre su identidad en las pequeñas cosas. Diabla se compone de esas pequeñas cosas hechas con cariño y dedicación que te pueden hacer un poquito más feliz. ¡Cuesta tan poco!